Los masajes eróticos y su selección ambiental

Como nos cuenta Nuria Suarez experta en masajes eroticos. Si en un masaje erótico es importante la profesionalidad de los trabajadores, imaginad cuán importante resulta preparar el espacio para que el cliente se sienta como un verdadero rey o reina. Es esencial, sencilla y llanamente.

Primero, pensemos en los sentidos del cliente o clienta a la hora de tener en cuenta la organización del espacio, por ejemplo, el sentido auditivo. El cliente del centro de masajes tántricos debe de encontrarse agasajado a través de todos sus sentidos y el oído es uno de ellos, ¿qué selección musical debemos escoger? ¿Chill out? ¿Música clásica? ¿La lista de reproducción de “Relajación” de Spotify? Aquí os dejamos algunas ideas para que tengáis en cuenta:

Segundo, ¿creéis que el olfato es importante? Tan malo es oler algo que no nos motiva como oler aromas que nos llevan hasta el éxtasis sensitivo. Tened muy en cuenta la canela, la vainilla, el chocolate, las almendras, las rosas, el jazmín, la menta, la hierba buena, el jengibre, el cardamomo, el ylang ylan, etcétera. Ten en cuenta que son aromas muy intensos y que hay que aromatizar la estancia de forma sencilla, es decir, tres, cuatro o cinco gotas serán suficientes para que se perciba de manera sensacional. También podéis tener en cuenta el incienso, las velas aromáticas (que luego sirven como aceites), el popurrí y los aceites. Lo mejor es no colocar dichos aromas en un solo lugar del espacio, sino esparcidos por todo el lugar para, así, embriagar, al cliente, llevarlo al éxtasis poco a poco, sentido a sentido.

Tercero, los aceites utilizados para dar el masaje. Podemos adquirir variados productos en el mercado (marca “Kamasutra”, “De Shunga”, etcétera), pero, por qué no, intentad crear vuestro propio aceite de masaje. Os dejamos un vídeo para ayudados en vuestra tarea. Seguro que, con buenos ingredientes y el toque mágico del cariño, os quedan aceites dignos de poner a la venta el día de mañana:

En cuarto lugar, las imágenes. ¿Pensáis que unas buenas sábanas no son importantes para hacer un masaje? ¿La elección de las toallas es banal? ¡No! De hecho, el mercado está lleno de posibilidades. Pensad que los productos de masajes son altamente aceitosos y manchan muchísimo, así que, tener en cuenta la elección del tejido es, sencillamente, clave para nuestro trabajo. Os aconsejamos sábanas impermeables de seda, las sábanas Tantra Touch, las sábanas de plástico Semax…, etcétera.

Por último, el sentido del gusto. Perdonadnos si obviamos algo esta parte pero, ¿sabéis cuál es el mejor sabor? El de los genitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *