Colonias baratas no es sinónimo de que sean malas

Hace unos pocos años nadie se podía imaginar como el negocio de las marcas blancas o las imitaciones podría llegar a donde ha llegado hoy. Si bien la piratería sigue persiguiéndose de forma legal y continuada, hay otros sectores que han encontrado la forma de hacerse un hueco y llegar a muchos consumidores, y uno de ellos son las colonias baratas.

Colonias baratas y de calidad

Que tengan el precio tan reducido a veces se confunde con la necesidad de que a la fuerza tengan que ser malas, pero no es así. Estos perfumes están creados analizando los elementos básicos que tienen las otras para crear un producto que tenga la misma calidad que los originales. Además, no se quedan solo en la imitación, sino que muchas veces lo mejoran o bien inventan otro aroma a partir de lo existente, para que así más personas (tanto hombres como mujeres) puedan encontrar aquella fragancia que les identifique más.

Estas son algunas de sus características principales:

  • Su olor es perdurable: mal vais si os pensáis que por tener un precio tan reducido el aroma se va perder al girar la esquina. Estos perfumes garantizan perdurabilidad y resistencia suficiente para que puedas disfrutar de ello gran parte del día.
  • Son baratas: quizá esta es la característica principal, ¿no? Porque claro, ¿para qué gastarse cincuenta o sesenta euros cuando puedes gastarte cinco veces menos y conseguir más o menos los mismos resultados? Con la crisis este sector lo ha notado mucho, y las colonias baratas se han convertido en uno de los recursos más recurrentes.
  • Hay muchos tipos: cuando aparecieron al mercado estas colonias, la verdad es que había poca variedad. Pero a día de hoy las posibilidades son infinitas y hay mucho para elegir.
  • Se encuentran en muchos sitios: ya no solamente en la tienda concreta sino que son muchos los negocios (como farmacias, peluquerías o centros de estética) en dónde podremos comprar estos botes. Lo más curioso es que también se puede comprar a granel, de manera que puedas comprar la cantidad justa que necesites, o incluso hay lugares en donde tú mismo puedes traer tu propio envase. ¡Nunca ha sido tan fácil!
  • Se pueden comprar online, de manera que si no las encuentras en la tienda ni en ninguno de los negocios a los que vas normalmente, no hay más que abrir el ordenador y dejarse llevar por el catálogo online. En pocos días recibirás la comanda en casa de forma segura y podrás disfrutar de ello sin tener apenas que haber salido de casa.
  • Te da margen para probar cosas nuevas: esta es una de las características más interesantes, porque al ser baratas nos podemos permitir probar nuevos perfumes. Está claro que si quieres probar una nueva fragancia pero el frasco te vale un ojo de la cara, te lo tendrás que pensar dos veces antes de adquirirlo… pero si te vale un precio razonable, las ganas de probarlo aumentan y se multiplican.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *